Cepillos electrónicos: la solidaridad 4.0

3 June 2019 San Juan de Dios se suma a la modernidad e instala cepillos electrónicos que permiten hacer donaciones a través de los teléfonos móviles o tarjetas de crédito para su Obra Social. El 2019 es tiempo de solidaridad 4.0 y por ello, desde Obra Social nos hemos querido sumar a la iniciativa de instalar cepillos electrónicos en los que las personas que lo deseen pueden hacer su donación sin necesidad de entregar monedas o billetes. Unas limosnas más acordes a nuestro tiempo y a un público cada vez más familiarizado a las transacciones digitales para sus compras y otros pagos, garantizando que llegan automáticamente. Este año las personas que se han acercado al tradicional Belén del Hospital San Rafael y al Mercadillo Solidario, se han topado con una novedad: los cepillos electrónicos. Esto ha sido posible gracias a la colaboración del Banco Sabadell. Cómodo y fácil El método de donación es sencillo y rápido. Los cepillos electrónicos cuentan con una pequeña pantalla táctil en la que el donante escoge la opción de importe que desea entre 5€ y 20€. Solo tiene que acercar la pantalla de su teléfono móvil o tarjeta de crédito y la donación queda registrada en cuestión de segundos, igual que si lo hiciera en efectivo pero con menos procesos. Los atriles son transportables y su altura apenas supera el metro, siendo accesibles para personas con falta de movilidad como el caso de personas en silla de ruedas. Sabemos que es necesario aún un proceso de adaptación a los nuevos métodos, por ello, los cepillos electrónicos combinan lo tradicional y lo tecnológico, pues permite realizar los donativos tanto con dispositivo electrónico como en efectivo, gracias a que la pantalla táctil va acompañada de una hucha en la que se pueden introducir monedas o billetes.

Dona Ahora

Un cartel informativo con el lema “Dona Ahora. Tú puedes cambiar la vida de muchas personas” acompaña al atril e informa a los visitantes sobre el destino de los donativos. Aunque es cierto que nuestro perfil de donantes se concentra generalmente en una edad más avanzada y suele estar acostumbrado a utilizar la tradicional hucha, con este método, muy extendido en las comunidades cristianas del mundo anglosajón, desde el Reino Unido hasta Australia, queremos acercarnos a nuevos perfiles de donantes más jóvenes y familiarizados con el uso de las nuevas tecnologías, cómodas y sencillas.
En definitiva, desde la Obra Social queremos impulsar nuevas formas y posibilidades de ayudar que nos permitan llegar a otros públicos siempre con la filosofía de ponérselo fácil al donante que quiere apoyar nuestras causas.